14 / 12 / 2017
Oteiza en la exposición “el Arte y el espacio”

Cuatro obras de  Jorge Oteiza de la colección del Museo Oteiza participan en la exposición “El arte y el espacio”, que se muestra en el Museo Guggengheim de Bilbao, que presenta más de un centenar de obras de cerca de una cincuentena de artistas internacionales.

La muestra El arte y el espacio (hasta el 15 de abril de 2018) presenta una variada genealogía de obras y de artistas “contaminados” por la consideración espacial de la obra de arte y propone una aproximación historicista y contemporánea del fenómeno. En el caso de Oteiza, la muestra incluye la obras Teorema de la desocupación cúbica (1956), Estela señalando la proximidad de Lemóniz (1973), La Vía Láctea (1955) y Poliedro vacío (1956) procedentes de la colección del Museo Oteiza, que se muestra con Prueba de la desocupación de la esfera, (1957), procedente de la Colección del Museo Guggenheim de Bilbao.

La muestra focaliza su mirada en las prácticas artísticas desarrolladas a partir de la segunda mitad del siglo XX, a partir del célebre libro El arte y el espacio, texto seminal del filósofo Martin Heidegger publicado en 1969, en una edición que incluía siete litocollages realizados por Eduardo Chillida. El encuentro entre el ensayo filosófico como estimulante de la práctica artística del escultor vasco constituye el punto de partida de la exposición, pero también marca la reflexión dual que alienta todo el recorrido expositivo. El proyecto construye un recorrido que, en su inicio, confronta a Chillida y Jorge Oteiza, y contiene una cincuentena de autores, entre los que figuran artistas referenciales como Anthony Caro, Naum Gabo, Matta-Clarck, Sol Lewitt, Olafur Eliasson Cristina Iglesias, Ángela de la Cruz, Isa Genzen, Peter Halley, Pablo Palazuelo, Susana Solano, Richard Long o Robert Smithson, entre otros. El proyecto amplía su mirada con la presencia de autores menos hegemónicos como María Elena González, Zarina Hasmi, Agnieska Kurant, David Lamelas, Anna María Maiolino, Sergio Prego o Asier Mendizabal, y alcanza momentos de intensidad con las aproximaciones espaciales más silentes presentes en la obras de Iván Navarro, Marcius Galan, Sue Fuller, Lucio Fontana, Bruce Nauman o Nobuo Sekine.