11 / 25 / 2011
Intrusos en la casa. Arte moderno, espacio sagrado

 

  • “Intrusos en la casa. Arte moderno, espacio sagrado. Arantzazu, Assy, Audincourt, Rothko Chapel, Vence, 1950-1971”.
  • Edita la Fundación Museo Jorge Oteiza en colaboración con Obra Social de Kutxa.
  • Autores: Jon Echeverría y Friedhelm Mennekes.
  • 452 páginas. 28 euros.

 

La destrucción causada en Europa por las dos Guerras Mundiales  tuvo importantes consecuencias en las relaciones entre la Iglesia Católica y el arte moderno. Ante la necesidad de construir nuevos templos o de reconstruir las dañados, surgió la pregunta sobre qué estilo debía de seguirse, ya que un abismo separaba el arte más avanzado de la época de los modos de representación auspiciados por la Iglesia Católica. La  publicación “Intrusos en la casa. Arte moderno, espacio sagrado. Arantzazu, Assy, Audincourt, Rothko Chapel, Vence, 1950-1971” editada por el Museo Oteiza en colaboración con Kutxa,  analiza las implicaciones estéticas y culturales de este intento de renovar el arte religioso del arte moderno, al mismo tiempo que revisa las polémicas y prohibiciones que rodearon la construcción de la nueva Basílica de Nuestra Señora de Arantzazu (1950-1969), en la que participaron artistas como Jorge Oteiza, Carlos Pascual de Lara, Néstor Basterretxea, Eduardo Chillida, Xavier Álvarez de Eulate o Lucio Muñoz, y que constituye un hito en la historia de la arquitectura y la plástica de mediados del Siglo XX.

La publicación cuenta tres capítulos esenciales. El primero de ellos corresponde al texto homónimo de Jon Echeverría (Doctor en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra por su tesis sobre Oteiza e investigador en la Universidad der Künste de Berlín), en  el que realiza una aproximación analítica e histórica a la  crisis de renovación de la imaginería religiosa.  Porque, si se asume que el Románico o el Gótico son la expresión de las características o de las particularidades de un período histórico concreto, ¿bajo qué presupuestos estilísticos se debían de acometer los trabajos de construcción o reconstrucción de iglesias en pleno siglo XX? Este estudio analiza este problema al que se enfrentó un sector de la Iglesia Católica y que, no sólo impulsó una profunda reflexión en el ámbito de la arquitectura religiosa, sino también en el de las artes plásticas. En el período entre las dos guerras y, sobre todo, a partir de 1945, la cuestión de la naturaleza de las imágenes y de las formas plásticas destinadas a los nuevos espacios religiosos generó un intenso debate tanto dentro como fuera de la Iglesia. En el centro de estos debates se analizan varios proyectos emblemáticos, que son analizados aquí, como las de Notre-Dame-de-Toute-Grâce en Assy, Sacré Coeur en Audincourt, o la capilla del Rosario en Vence, cuya construcción es impulsada por los sectores más progresistas de la Iglesia y donde participan destacados artistas modernos (entre otros, Henri Matisse, Georges Braque, Georges Rouault, Fernand Leger, Jacques Lipchitz, Marc Chagall, Germaine Richier y Jean Bazaine).

Entre ellos, adquiere una significación mayor el de la construcción de la Basílica de Arantzazu, que provocó la prohibición, por parte de la Comisión de Arte Sacro del Vaticano, de parte de las intervenciones artísticas.

El segundo capítulo del libro está formado por una extensa selección documental, la mayoría de ella inédita, referida al proceso de construcción de la Basílica de Arantzazu, que recogen los testimonios de los artistas, las características de las obras y las cuestiones vinculadas a la prohibición vaticana.

Por último, la publicación se completa con un texto de Friedhelm Mennekes (director de la Kunst-Station de Colonia y experto en Beuys y en el arte religioso),  “Las huellas de lo espiritual en el arte contemporáneo”, que  analiza la presencia de lo religioso en las obras de artistas actuales, a  la vez que revisa y documenta las proyectos expositivos y publicaciones  internacionales realizados desde 1980 en torno a este tema.

Pedidos: libreria@museooteiza.org