El MUN presenta la exposición Génesis de la abstracción en los murales de Jorge Oteiza, coproducida por el Museo Oteiza

El Museo Universidad de Navarra acoge la exposición Génesis de la abstracción en los murales de Jorge Oteiza, una muestra coproducida con la Fundación Museo Jorge Oteiza, que  propone una contextualización de los dos grandes murales Elías en su carro de fuego y Relieve directo/Homenaje a Bach, que Jorge Oteiza ideó en 1956 por encargo de María Josefa Huarte para su domicilio particular en Madrid.

Ambas obras fueron donadas por la coleccionista navarra a la Universidad de Navarra y hoy forman parte de la Colección del Museo Universidad de Navarra. En ambas, el escultor analizó las posibilidades espaciales del muro aplicando distintas técnicas: relieve en positivo y relieve inciso, respectivamente.

La muestra, que se podrá contemplar hasta el 10 de febrero de 2019 y muestra un conjunto de 32 piezas procedentes de la Colección de  la Fundación Museo Jorge Oteiza, entre las que se encuentran bocetos y diseños que realizó el artista vinculados a estas obras, además de otras piezas que las contextualizan, esculturas, dibujos, collages y documentación. Asimismo, en el Museo Oteiza se pueden contemplar otras obras que completan la exposición, como el mural Formas lentas cayéndose y levantándose en el laberinto, realizado también para la familia Huarte.

La exposición está comisariada por Elena Martín, conservadora del Museo Oteiza y por Ignacio Miguéliz, responsable del área curatorial del Museo Universidad de Navarra y  y se ha generado una entrada única, de modo que los visitantes podrán recorrer los dos museos presentando el mismo ticket.

La relación de Jorge Oteiza y la familia Huarte comenzó en 1954 con la adquisición, por parte de Juan Huarte y su mujer Charo Giménez, de la obra San Sebastián, que encontraron de forma fortuita expuesta en las madrileñas Galerías Altamira. Oteiza fue a visitarles para agradecer su compra y, poco después, el matrimonio adquirió tres nuevas piezas al artista: Coreano, Unidad triple y liviana y Mujer sentada con niño. Se inició así una relación de amistad y mecenazgo que se mantuvo hasta la muerte del escultor.

En 1956, la constructora Huarte estaba trabajando en la obra del complejo de Nuevos Ministerios en Madrid. Allí establecieron un estudio para Jorge Oteiza, donde creó las obras que presentó a la Bienal de Sao Paulo de 1957, que le consagró como escultor.

Más información